no comments

“Si Slim Cree Que El Aeropuerto Es Buen Negocio, Que Lo Haga Con Su Dinero”: AMLO

Parece barril sin fondo

Ciudad de México, (17 de Abril del 2018).- El Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México marcó el inicio de la semana de proselitismo para el candidato a la presidencia de la República por la coalición Juntos Haremos Historia, Andrés Manuel López Obrador, luego de que el magnate Carlos Slim descalificara la propuesta del tabasqueño de cancelarlo.

“Yo respeto la opinión de todos, si él opina de esa manera, está en su derecho, porque él es parte de las empresas que están construyendo ese aeropuerto, él es contratista. Si es, como dice él, un buen negocio, pues que lo haga con su dinero”, aclaró López Obrador a pregunta de los reporteros.

En su gira por Sonora, López Obrador recordó que tanto Slim como Hipólito Gerard, el cuñado de Carlos Salinas, son dos de los principales contratistas del NAICM, por lo que es natural que el magnate, como hombre de negocios, defienda sus intereses.

La mañana del día de ayer se inició con un nombre viral: Carlos Slim, el hombre más rico de México y uno de los más acaudalados del mundo, dictó una conferencia de cuyo contenido destacó en redes sociales, su rechazo a la propuesta de López Obrador que, por su parte, había colocado en su cuenta de Facebook una historieta con caricaturas y datos explicando sus críticas al proyecto y su propuesta alternativa.

En las declaraciones de López Obrador afirmó que ese proyecto es un “barril sin fondo”, que costará al país por lo menos 300 mil millones de pesos.

Anunciado en septiembre de 2014, el NAICM es uno de los temas que ha despertado mayor polémica en el arranque de la campaña, especialmente por la defensa del proyecto por parte de organismos empresariales y servidores públicos relacionados con la obra.

Pero esta es la primera vez que Slim o sus ejecutivos cuestionan el planteamiento de López Obrador, no obstante que, además de haber obtenido 60% de la construcción de la obra, fue su yerno, Fernando Romero quien la diseñó.

Precisamente, las críticas de López Obrador se dirigen a la ubicación del proyecto, en el antiguo vaso del lago de Texcoco, debido a las condiciones geológicas e hidráulicas del lugar. De hecho, en eso se basa el elevado costo del proyecto desarrollado por Romero, quien se encarga de la gestoría de la obra, cuyo costo se estima oficialmente en poco más de 200 mil millones de pesos.

De esa cantidad, las empresas de Slim acaparan contratos por 60% de la obra, y un monto asignado hasta finales de 2017 por 100 mil millones de pesos.

Con Información de Revista Proceso.

Comments

comments